Himno al Pisteador Desconocido

Oye, compadre, ¿Qué hubo? Hoy el Carnaval no es como estuvo ayer. Oye, amigo, aprovechemos el viento. Siento que la brisa nos va trayendo al ayer …

Alcé mi copa al carnal jalando banda. Luego hicimos nuestra propia parranda. Hoy no nos escuchan mas la música les manda. El Niño Perdido no saldrá de El Tarrandas.

Una vez estaba la pared mi paradero. Pues, ¡claro que la playa fue mi meadero! No sabía que era cama preferida de rancheros. La nube corrió al despertarle a la tierra.

Oye, mi hijo, escucha al compadre. Para ti parece no más un desmadre. Pero para mí es como un baúl de recuerdos – un libro de historia de cuando éramos reyes.

Ojo, chamaco – mira esas chavas. Qué bonito es pistear y echar miradas a las jovencitas. Debes invitarles a mover los botes, los pompis y las latas.

¿Te acuerdas del pleito con tu primo de Escuinapa? Estaba con mi querida – yo con su hermana. Bailamos ‘El Cuchillito’ al compás de la banda. Invitamos a los polis entrar en la pachanga.

Oye, compadre, ¿Qué hubo? Hoy el Carnaval no es como estuvo ayer. Oye, amigo, aprovechemos el viento. Siento que la brisa nos va recogiendo al ayer …